Sauna infrarrojo

sauna

Sauna infrarrojo

Seguramente muchos de nosotros hemos asistido a diversas sesiones de sauna con el fin de aliviar tensiones y relajar músculos; es muy probable que los individuos piensen que existe sólo una clase de sauna, pero esta idea es errónea.

Con el correr de los años la tradición finlandesa de los baños de sauna fue evolucionando hasta llegar a desarrollar técnicas de sauna mucho más ventajosas que las que hoy conocemos, un claro ejemplo son las saunas infrarrojos, el cual emite ondas de calor infrarrojo, el mismo que irradia el sol; nuestro cuerpo atrae dicho calor hacia el interior por lo que logramos mayor penetración con una temperatura incluso inferior que la que se maneja en las saunas tradicionales.

Expertos en la materia han comprobado que una sesión de sauna infrarrojo con temperaturas de entre 36°C y 40°C brinda mejores resultados que en otras sesiones en donde la temperatura no es inferior a los 80°C.

El uso de saunas infrarrojos aumenta el ritmo y rendimiento cardiaco, incrementa el metabolismo mientras la presión diastólica cae logrando una mejor aptitud cardiovascular; los deportistas se someten a los beneficios de los rayos infrarrojos debido a que, mediante los mismos, logran una mayor flexibilidad y alcance de movimiento, alivian los dolores en músculos, articulaciones, huesos y tendones.

MÁS TECNOLOGÍA

SÍGUENOS

 
[mc4wp_form id=”5791″]

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí ACEPTAR